“Cuando una adolescente queda embarazada sin planificarlo, significa que en la mayoría de los casos, ese niño o niña que viene está condenado, al igual que sus padres”.

Así se expresó la doctora Lourdes Hilario Bernal, coordinadora Materno Infantil del Servicio Regional de Salud Metropolitano (SRSM), sobre las consecuencias y difíciles situaciones que pudieran pasar la madre menor de edad y su bebé, a propósito de conmemorarse este 26 de septiembre el Día Mundial de Prevención del Embarazo no Planificado en Adolescentes.

“El embarazo en edades tempranas es considerado como un problema de salud que afecta de manera negativa a los jóvenes y todo su entorno familiar. Esto repercute en su educación, proyecto de vida, relaciones sociales, culturales, oportunidades laborales e ingresos económicos”, explicó la ginecóloga obstetra.

La especialista en fertilidad asegura que “son niños condenados” desde el mismo momento de la concepción por personas que no lo desearon y no pensaron en dicha consecuencia al momento de la relación.

La doctora Hilario indica que uno de los principales problemas en padres adolescentes es que verán interrumpido su proyecto de vida y normal desarrollo, pues algunos incurrirán en el abandono de los estudios, se les presentarán cambios físicos, especialmente en la gestante, además de complicaciones, en algunos casos, como anemia, desnutrición, trastornos hipertensivos, enfermedades de transmisión sexual entre otros.

En la esfera emocional pueden experimentar estrés, problemas de autoestima, frustración, rechazo social y abandono.

Por otro lado, deploró que muchas adolescentes son vulnerables y sometidas al abuso infantil por parte de adultos, quienes se aprovechan de la inmadurez y precariedades, que algunas de estas viven.

De igual manera, explicó en cuanto al adolescente masculino, si es el caso, se libera muchas veces de la responsabilidad que recae sobre la menor, aun sabiendo es un problema de ambos, pues familiares de este, sin pensar, lo hacen ser un irresponsable, con el estigma de que ella fue que falló, no él.

“En países como el nuestro, en el que el aborto no está permitido. Podemos decir que cuando hay un embarazo no planeado se puede incurrir en prácticas inseguras para interrumpir la gestación, y en ese sentido, desde el Servicio Nacional de Salud, el SRSM como políticas nacionales del Ministerio de Salud Pública, venimos trabajando junto a organismos internacionales la educación sobre el uso y las ventajas de los métodos anticonceptivos, así como también la responsabilidad de lo que significa una vida sexual a temprana edad”, indicó.

En este Día Mundial de Prevención del Embarazo no Planificado en Adolescentes, el pediatra Edison Feliz Feliz, director del SRSM, recuerda a los padres la responsabilidad de cuidar a sus hijos, mantenerlos en entornos seguros, y garantizar que estos pasen tiempo de calidad, aun no vivan bajo su mismo techo.

El doctor Feliz Feliz invita a una educación fomentada en valores morales y cívicos, además de aprender a escuchar a sus hijos, y tomar las medidas preventivas para que puedan tener el futuro como jóvenes que merecen.

Previous articleAbel lamenta fallecimiento de Álvaro Arvelo hijo (Alvarito)
Next articleKeyla Reyna: “Actividad de la Fuerza del Pueblo en Plaza de la Bandera dejó al Gobierno vuelto locos”

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here